Cuidados de la piel antes, durante y después el cáncer de mama

Posted on 6 noviembre, 2018 · Posted in CUIDADOS PIEL

¡Bienvenidos de nuevo a nuestro blog!

Aprovechando que hemos dejado atrás el mes de octubre y toda la importancia que tiene este mes en la salud de la mujer (sobre todo por el día mundial del cáncer de mama) queremos compartir con todos vosotros algunos consejos para cuidar la piel antes, durante y después del cáncer de mama.

Gracias a la detección precoz del cáncer de mama y a unos mejores resultados de los tratamientos, cada vez más mujeres consiguen superarlo. Realizar un buen diagnóstico precoz es fundamental para combatirlo, ya que se ha comprobado que “la tasa de supervivencia aumenta en un 90% cuando se detecta en las fases iniciales”.

La importancia de la detección precoz

La detección precoz consiste en detectar a través de autoexploraciones y mamografías cualquier tipo de anomalía en las mamas. Realizarse exploraciones en una misma es una práctica esencial y muy necesaria. Por otro lado, es necesario recalcar la importancia de realizar periódicamente las mamografías, puesto que permiten detectar tumores que son más pequeños y pueden pasar desapercibidos en las autoexploraciones.

Es importante recordar que en las mujeres mayores de 50 años se recomienda realizar mamografías de forma anual

El tratamiento oncológico puede originar complicaciones en la piel que pueden dificultar su bienestar. Además, acostumbra a afectar a la autoestima y, consecuentemente, en como la paciente afronte su tratamiento. Por este mismo motivo es esencial realizar un buen cuidado específico de la piel y mucosas.

Hidratación de la piel sometida a radioterapia

Si tu piel o alguien cercano sufre cáncer de mama y está recibiendo radioterapia, posiblemente ya sabrás que una de los complicaciones más frecuentes es la radiodermitis, una alteración de la piel producida por los radiaciones de la radioterapia (dermatitis por radiación).

En esta situación, la piel suele estar enrojecida, presentar descamación, picor, e incluso en algunos casos puede haber infección. Para prevenirla, se tiene que evitar la exposición solar y los cambios de temperatura. Durante el tratamiento se recomienda ducharse con agua tibia, utilizar jabones suaves e hidratar la piel con productos específicos de manera continua.

Cremas para radioterapia

Los estudios y la evidencia clínica demuestran como, si se utiliza antes, durante y después de la radioterapia, la crema ayuda a mejorar la incomodidad de la piel irradiada, proporcionando una mayor tolerancia al tratamiento, facilitando el cumplimiento y evitando la interrupción de los sesiones de radioterapia.

Si se aplica durante la radioterapia es importante no aplicar el producto durante los 2 horas previas a la sesión

Uno de los efectos secundarios que puede aparecer durante el tratamiento del cáncer, y especialmente como consecuencia de la quimioterapia, es la sequedad vaginal. Este efecto adverso puede provocar pérdida del deseo sexual, dificultad para conseguir el clímax o disparéunia (dolor durante la penetración).

¿Ya has probado estos productos? Ven a Farmacia Lauria y te aconsejaremos cuáles son los mejores productos para tu estilo de vida. ¡Ánimos!