Cosmética Lauria Farmacia Lauria
Open
X

Preguntas frecuentes.

Uso de Gymface. Preguntas frecuentes

Judith Aurín es la creadora de Gymface, un ejercitador de los músculos de la cara, una solución revolucionaria para los problemas del envejecimiento facial. Para ayudaros a resolver algunas dudas que podáis tener, aquí tenéis una relación de preguntas frecuentes contestadas por Judith.

 

Una persona que empiece a trabajar su rostro con 60 años, no obtendrá los mismos resultados que una persona de 30. Pero afortunadamente, los huesos y los músculos pueden trabajarse a cualquier edad. La mejor forma de empezar a utilizar el programa es mientras la piel está firme todavía. Para aquellos que empiezan pronto, parecerá que el tiempo se detiene en el rostro. Pero empezar un programa a fondo hará recuperar mucha firmeza perdida con el tiempo. No sucederá rápidamente, pero sucederá.

 Es probable que se haya escuchado más de una vez este argumento, pero definitivamente, no es cierto. Cuando hacemos una expresión facial, únicamente una parte del músculo se utiliza. Después de un periodo de tiempo, al no usar la otra parte, se atrofia. Cuando se pierde el tono muscular, directamente empieza a haber un declive óseo y del tejido conectivo. La pérdida de volumen de las mejillas, el hundimiento de los ojos y la caída y el descolgamiento de piel de la cara son, sin lugar a dudas, signos de pérdida de densidad muscular y ósea. Para la prevención o la restauración se pide la máxima utilización de los músculos faciales. Esto se puede conseguir, únicamente mediante el entrenamiento facial

El entrenamiento mejora el flujo sanguíneo y afecta positivamente a la vascularización. Esta mejora en la vascularización, disminuye la pérdida de grasa subcutánea en la piel que es la causa directa de la perdida de firmeza. La elasticidad de la piel se estimula por las células de fibroblastos de la dermis que producen colágeno nuevo y mejorar la elasticidad, lo que promueve la mejora de la firmeza, el grosor y la salud de la piel.

Absolutamente no. La idea detrás de este mito viene sustentada por la creencia de que las arrugas son de expresión provocadas por la risa y/o fruncir el ceño. Hay algo de cierto en este fundamento, pero no es completamente real. Cuando realizamos una expresión facial, siempre que la piel se pliegue, en el tiempo se producirá una línea. La palabra clave aquí es TIEMPO. ¿Alguna vez alguien le ha dicho a un niño, no te frotes los ojos que te saldrán arrugas? Crees que actualmente ríes aún más que cuando eras un niño? NO es la expresión facial la que origina las arrugas y las líneas de expresión. Las arrugas y las líneas de expresión aparecen cuando las células de la piel pierden vitalidad y capacidad de volver a regenerarse. Cuando esto ocurre, se le da permiso a la expresión facial para aceptar las arrugas y surcos. No se preocupe porque el tratamiento debilite aún más los llamados tejidos “delicados”. Las células de su piel actual, ahora son historia. Sólo preocúpese de reemplazar estas células por unas más fuertes, vitales y resistentes que muy pronto serán la base de la superficie de su piel.

Bien, esto es sólo una opinión personal, el entrenamiento facial nunca ha sido una asignatura en medicina. Puede que no haya una cantidad exorbitante de estudios acerca de la gimnasia facial, pero sí existe información almacenada y de innovación de todos los componentes del rostro. Así que únicamente con recopilar un poco de esta información, ciertamente se puede construir una teoría de entrenamiento facial. Recordando el ejemplo de entrenamiento de culturismo, se puede asemejar gran parte de su proceso. Fueron muchas las ocasiones en que me dijeron que el culturismo tenía serios riesgos para mi salud sólo por levantar pesas.

Ninguna formación de entrenamiento facial provocará una piel más delgada. Sin embargo, dependiendo de cada persona, el entrenamiento de trabajo directamente sobre el pómulo y su hueso puede dar una apariencia más delgada al rostro, incluso menos redonda.

Si. Si optas por la cirugía, deberías hacer los dos. Ninguna cirugía en el mundo puede reemplazar la juventud completa en el rostro. Este es uno de los aspectos que solamente se puede conseguir mediante entrenamiento. Se recomienda, al menos, seis meses de entrenamiento antes de una cirugía. Este trabajo permite que recuperes mucha de la masa muscular perdida, y promoverás mayor vitalidad en el tejido lo que ayudará a mejorar el proceso de recuperación de la cirugía. Incluso observarás que necesitas menos la cirugía de lo que pensaste. Después de la cirugía, una vez dada el alta médica, vuelves al entrenamiento.

Cualquier tratamiento de exfoliación significa incrementar nuevas células. Independientemente de la rapidez en crear estas nuevas células, lo que proporciona la condición de una piel joven, son unas células sanas y con vitalidad. El entrenamiento facial no solamente promueve la producción de células nuevas, sino que serán células más sanas y más resistentes, lo que se entiende de forma natural…desde dentro hacia fuera.

En la fase de iniciación, las dos primeras semanas, realiza dos sesiones al día (A.M y P.M) y realiza exclusivamente el ejercicio BASIC. Cada sesión no debe durar más de 3 minutos.

Después de dos semanas de trabajo, los músculos se despiertan y empiezan a adquirir fuerza, tono, firmeza y volumen. Las sensaciones inmediatas son de ejercitación muscular (agujetas) y relajación en zonas habituales de tensión (sobretodo mandibular).

Después de las dos semanas, los músculos ya están preparados para trabajar en su máxima potencia y puedes elegir las rutinas que mejor se adapten a tus necesidades.

En un par de semanas observarás cambios al tacto. Tus mejillas, aletas de nariz y mandíbula se verán más gruesos y firmes. Después de tres meses de trabajo notaras cambios sustanciales. Los resultados a percibir son:

  • Piel más gruesa y suave desde las mejillas hasta el cuello
  • Disminución de ojeras y piel más radiante
  • Cuello menos caído
  • Ojos más abiertos
  • La profundidad de las arrugas ha disminuido
  • Las lineas del rostro se verán más dibujadas, las mejillas más marcadas y los huecos bajo los ojos se habrán rellenado.

Sin embargo, no existe en ningún tratamiento de fitness un cambio de la noche a la mañana. Seamos realistas. Recuerda que el entrenamiento te hace que trabajes más que el músculo, estás remodelando huesos y tejidos. La constancia y la disciplina producirán cambios significativos en un año. Si, aunque suena mucho tiempo, estarás realizando los cambios visibles día tras día, y ten en cuenta que los años van y vienen, tanto si entrenas como si no, por lo que sería una buena forma de marcarte un objetivo cuantificable y medible en el tliempo.

Gymface puede ser utilizado por cualquier persona de edad adulta. La constancia y el mantenimiento, así como la realización de los ejercicios de forma concentrada, visualizando cada uno de los movimientos de los músculos faciales, ayudan a potenciar los resultados. Se recomienda realizar los ejercicios sentado en posición cómoda y con un respaldo en la cabeza para evitar contracturar los músculos del cuello.

El uso regular de los músculos al expresarnos les da cierto tono, pero no significa que se estén fortaleciendo (el balanceo de los abdominales por ejemplo, no construye los abductores). Únicamente la contracción contra la resistencia construye y da volumen al músculo. Los ejercicios más eficaces son aquellos que trabajan en grupos musculares individuales. De la misma manera que el cuerpo requiere de cierta resistencia regular para mantener la fuerza y el tono muscular también lo hace su rostro. Si desea restaurar y mantener una apariencia juvenil, necesita un programa a medida. El programa de fortalecimiento Gymface logra rejuvenecimiento y turgencia en la piel, tersura y jovialidad.

Nuestro rostro cambia con el tiempo. Es indudable que el aspecto demacrado y desdibujado del rostro es parcialmente el resultado de los cambios en nuestra piel. Con la edad, la piel pierde grosor y elasticidad debido a la degradación de colágeno y elastina. Otros factores internos y externos también influyen directamente en el estado de nuestra piel (disminución de los niveles de estrógeno y progesterona en pre-menopausia, hábitos fumadores, ingestión de demasiadas tóxinas, etc) provocando un debilitamiento de la misma y haciéndola más susceptible a la aparición de arrugas y al decaimiento de los tejidos por efecto de la gravedad.

La causa del envejecimiento fácial no solo se debe a la piel. Los músculos juegan un papel fundamental en la estructura del rostro, formando el marco o “andamios” sobre donde colgaremos la piel, “las cortinas”.

Precisamente, porque no hay un hueso entre la órbita y la mandíbula (sólo existen músculos) se puede apreciar con facilidad como un ligero cambio en la masa muscular o la pérdida de tono, puede modificar la forma y altura de las mejillas, convirtiendo una estructura redonda y convexa en una concavidad hueca. La degeneración de los músculos faciales viene dada principalmente como resultado de la falta de ejercicio (atrofia por inactividad) y se ve agravada por las emociones negativas que se marcan en nuestro rostro (ira, enfado, miedo, rabia, tristeza…) y tambien por la disminución de estrógeno y progesterona durante la pre-menopausia.

Gymface se comercializa en un único tamaño universal. Está diseñado para que pueda ser utilizado por cualquier persona de edad adulta y gracias a su formato anatómico, es muy fácil y práctico usar.

5 Comments

  1. analia cassinelli
    24 marzo, 2014 at 14:42 · Responder

    He adquirido el gym face a una persona que os ha traido a Argentina, no tengo contacto ahora con ella y he comenzado a usar el gym face con las indicacones de la web. Mi pregunta es si es importante la posicion de la lengua durante los ejercicios basicos.
    Quedo en espera de vuestra respuesta,
    gracias,
    Analia

    • Lauria
      23 abril, 2014 at 13:30 · Responder

      Hola Analia: Gracias por tu consulta. En la realización del ejercicio básico, la lengua debe dejarse en una posición neutra pero evitando siempre que interfiera con el aparato ejercitador. En la posición “U” automáticamente ya se tensa y permanece en el centro de la boca y aunque intentes moverla cuesta. En la posición “X” en cambio dispone de mucha más movilidad y en este caso hay que mantenerla relajada dentro de la boca y eso si, evitar en lo posible que toque el gymface. Lo mismo ocurre con los dientes en la posición “X” muchas personas tienden a morder literalmente el ejercitador y eso no es correcto, está ahí, entre los dientes y es inevitable el contacto con el aparato pero no hay que apretar los dientes sobre él o morderlo.

      Esperamos haberte podido ayudar. Saludos.

  2. Laura
    15 octubre, 2014 at 3:15 · Responder

    Hola, hace tiempo compre este producto en esta misma tienda, ahora estoy preocupada porque he roto casi todas las gomas, y no se que puedo hacer ¿tendría comprar de nuevo el producto?, ¿puede recomendarme algún recurso para restablecer la función del aparato?, vamos otros tipos de gomas, muchas gracias

    • Lauria
      27 octubre, 2014 at 11:09 · Responder

      Hola Laura: Te agradeceríamos que nos indicaras la fecha aproximada en la que compraste Gymface y si lo hiciste presencialmente o a través de nuestra tienda online. También necesitaremos tus datos para poder hacerte llegar gomas de recambio. Para no mostrarlos de forma pública mejor que nos envíes un mail a info@farmacialauria.com o nos llames directamente por Tel. 93 317 37 91 93

      Muchas gracias

    • Lauria
      27 octubre, 2014 at 11:20 · Responder

      Disculpa Laura: El teléfono correcto es: Tel. 93 317 37 91

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *